in

10 curiosidades sobre Venus

Venus

Venus es el segundo planeta más cercano al Sol y el segundo objeto más brillante del cielo nocturno, solo superado por la Luna. Por eso los romanos le dieron el nombre de su diosa del amor y la belleza.

Fue el único planeta del Sistema Solar que recibió el nombre de una figura femenina, por lo que se asoció naturalmente con el amor, la feminidad y el romance a lo largo de la historia.

Debido a sus muchas similitudes con nuestro planeta, Venus también se considera un planeta hermano de la Tierra, pero a pesar de ello, tiene características únicas y llamativas.

1. Datos sobre Venus

  • Diámetro: 12,104 km;
  • Masa: 4,87 x 10^24 kg (81,5% del tamaño de la Tierra);
  • Lunas: ninguna;
  • Distancia de la órbita: 108.209.475 km;
  • Periodo de la órbita: 225 días;
  • Temperatura de la superficie: 462 ° C;
  • Primer registro: siglo XVII a.C.

2. Se considera el planeta gemelo de la Tierra

Venus es el planeta más parecido a la Tierra de nuestro Sistema Solar. Los dos cuerpos tienen casi el mismo tamaño y la composición de Venus es básicamente la misma que la de nuestro planeta. La órbita de Venus es también la más cercana a la Tierra que cualquier otro planeta del sistema solar.

Ambos planetas tienen superficies relativamente nuevas y tienen atmósferas densas con nubes. Sin embargo, las nubes de Venus están formadas en su mayor parte por ácido sulfúrico, y los vientos pasan a través de ellas a velocidades superrápidas que pueden alcanzar los 724 km/h. Estos vientos venusinos son más rápidos que el tornado más veloz de la Tierra.

Otro punto muy diferente es su presión atmosférica, que es 92 veces más fuerte que la de la Tierra. Esto significa que cualquier pequeño asteroide que entre en la atmósfera de Venus es aplastado por la inmensa presión.

En otras palabras, si tuviéramos que definir quién es el gemelo bueno y el malo, no cabe duda de que la Tierra sería el bueno, ¿verdad?

3. Un día en Venus dura más que un año en el planeta

Venus tarda aproximadamente 243 días terrestres en completar una sola rotación, por lo que un día en Venus es más largo que en cualquier otro planeta. Pero lo que es aún más impresionante es cuando comparamos el día de Venus con su año.

El planeta tarda unos 225 días terrestres en orbitar alrededor del sol, lo que significa que un año en Venus es casi 19 días terrestres más corto que un solo día allí.

4. Venus es el planeta más caliente de todo el Sistema Solar

Las temperaturas de la superficie de Venus alcanzan los 470 grados Celsius
Las densas nubes de ácido sulfúrico que rodean a Venus hacen imposible ver su superficie desde fuera de su atmósfera. Pero tras el desarrollo de la radiografía en la década de 1960, los científicos pudieron observar y medir las temperaturas extremas de este planeta.

Como la mayor parte de su atmósfera está formada por dióxido de carbono, un gran efecto invernadero calienta la superficie de Venus, haciendo que las temperaturas alcancen los 470 grados centígrados. Ese calor es suficiente para fundir el plomo.

5. Pero se cree que Venus tuvo alguna vez agua

Hace miles de millones de años, el clima de Venus podría haber sido similar al de la Tierra.

Los científicos creen que Venus tuvo en su día grandes cantidades de agua u océanos. Sin embargo, debido a las altas temperaturas producidas por el efecto invernadero extremo, esta agua se evaporó hace tiempo, dejando la superficie tal y como es hoy: caliente y hostil para sostener la vida.

6. El planeta más brillante del cielo

Venus no se acerca a ser el mayor planeta del Sistema Solar, pero su proximidad a la Tierra lo convierte en el planeta más brillante del cielo para nosotros. La Luna es el único objeto natural que es más brillante que ella.

Debido a su intenso brillo, Venus recibió el nombre de la diosa romana del amor y la belleza. En 1581, los babilonios se refirieron a él como la «reina brillante del cielo».

Para que te hagas una idea, Venus parece tan brillante que un piloto a bordo de un vuelo de Air Canada en 2011 confundió el planeta con un avión que se acercaba.

El piloto realizó una inmersión de emergencia para evitar una colisión en el aire, y más tarde los investigadores determinaron que la otra nave era en realidad Venus, que aún estaba a millones de kilómetros.

7. Venus ha sido objeto de observación durante milenios

A lo largo de la historia, Venus ha sido uno de los cuerpos celestes más estudiados y admirados de nuestro cielo. Los primeros registros del planeta se remontan al año 1600 a.C., realizados por los antiguos babilonios.

A veces se llama a Venus «estrella de la mañana» y «estrella de la tarde». Esto se debe a que las civilizaciones antiguas creían que Venus era en realidad dos estrellas distintas que aparecían en el cielo. El matemático griego Pitágoras fue el primero en descubrir que estas estrellas más brillantes del cielo matutino y vespertino eran en realidad el mismo objeto, Venus.

Antes de este descubrimiento, estas «estrellas distintas» eran conocidas como Fósforo y Hespero por los griegos, y Lucifer y Vesper por los romanos.

8. Gira de forma diferente a los demás planetas

La mayoría de los demás planetas giran sobre su eje en sentido contrario a las agujas del reloj, pero Venus, al igual que Urano, gira en el sentido de las agujas del reloj.

Esto se conoce como rotación retrógrada y puede haber sido causado por una colisión con un asteroide u otro objeto, lo que hizo que el planeta cambiara su trayectoria de rotación.

Además, Venus no inclina su eje, lo que significa que tampoco hay estaciones en este planeta.

9. Venus tiene la mayor concentración de volcanes del Sistema Solar

Hay más volcanes en Venus que en cualquier otro planeta del sistema solar. Los astrónomos conocen más de 1.600 volcanes en su superficie, y probablemente hay muchos más que son demasiado pequeños para verlos.

Los científicos creen que la mayoría de ellos están inactivos, aunque algunos pueden estar todavía activos.

10. Podría ser más fácil de colonizar que Marte

Resulta extraño imaginar que podamos colonizar un planeta con una atmósfera tan inhóspita como la de Venus, ¿verdad? Y más aún decir que sería más fácil de colonizar que Marte. ¡Pero muchos científicos creen en esta teoría!

Los estudios de la NASA dicen que la atmósfera a 50 kilómetros del suelo de Venus podría ser adecuada para los seres humanos. Para ello, se crearon proyectos de ciudades flotantes para el planeta.

Además, características como la proximidad a la Tierra, la gravedad similar y la cercanía al sol lo convierten en un buen candidato para la colonización humana.

Laura Gomez

Written by Laura Gomez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La caja de Pandora: cómo la curiosidad arruinó a la humanidad

Dibujo de cerebro

18 cosas que puedes hacer cada día para ser más inteligente