in

7 misterios sobre el triángulo de las Bermudas que nunca se han resuelto

Durante decenas de años, grandes misterios han envuelto una región del planeta conocida como el «Triángulo de las Bermudas». Esta parte del Océano Atlántico comprende un área de más de 2.000.000 de km² en forma de triángulo imaginario formado en las aguas del Caribe que conecta tres puntos entre: Florida, Bermudas y Puerto Rico.

El origen de los misterios

Los primeros informes sobre cosas extrañas que sucedieron en el Triángulo de las Bermudas datan del primer viaje de Cristóbal Colón a las Américas en 1492. Colombo informa fallas en las brújulas y luces en el mar, así como objetos que caen del cielo.

Desde entonces, varios navegantes han temido viajar por esta región donde se han producido decenas de naufragios y accidentes. Incluido el naufragio sufrido por el navegante español Juan Bermúdez, en 1503, que dio nombre al archipiélago.

Pero fue durante la Segunda Guerra Mundial cuando el mundo finalmente se dio cuenta de estos misterios. Tras la desaparición de una flota de 5 bombarderos estadounidenses (conocidos como Voo 19) esta región vino a llamarse Triangulo de las Bermudas.

También se le atribuyeron otros nombres al lugar, como: «Mar del Diablo», «Triángulo Maldito», «Triángulo de la Muerte», «Mar de los Barcos Perdidos», «Cementerio de Barcos», «Triángulo del Diablo», etc.

Son innumerables los casos denunciados de desapariciones, naufragios, accidentes, e incluso apariciones de embarcaciones y otros fenómenos, entre los que podemos mencionar los más famosos.

Los 7 casos más enigmáticos registrados en el Triángulo de las Bermudas

1840 – Rosalie

El barco francés Rosalie fue encontrado meses después de su desaparición. Navegó con las velas recogidas y la carga intacta, pero sin rastro de su tripulación.

1872 – María Celeste

El barco Mary Celeste desapareció en noviembre, con 10 tripulantes a bordo. El buque fue encontrado en diciembre del mismo año sin rastro de la tripulación.

1902 – Freya

El buque alemán Freya desapareció una vez. Salió de Cuba el 3 de octubre y fue encontrada al día siguiente, en el mismo lugar de donde salió, pero sin ninguna persona a bordo: todos los tripulantes desaparecieron.

1945-Vuelo19

Cinco bombarderos de la Marina de los Estados Unidos despegaron de Fort Lauderdale, Florida, y desaparecieron con 14 miembros de la tripulación. El incidente se conoció como «Vuelo 19» (número de control de tráfico aéreo). El caso hizo que la región fuera mundialmente famosa como un lugar de misteriosas desapariciones.

1967 – Witchcraft

El buque Witchcraft desapareció el 24 de diciembre de 1967. Considerado uno de los casos más extraordinarios del Triángulo, era un buque que realizaba cruceros marítimos. El barco estaba amarrado a una boya frente al puerto de Miami, Florida, a unos 1600 metros de la costa. Simplemente desapareció con su tripulación y un pasajero a bordo.

1999 – Génesis

El carguero Genesis se hundió después de salir del puerto de São Vicente. Su carga incluía 465 toneladas de tanques de agua, tablones, hormigón y ladrillos. A través de la radio, se informaron problemas con una bomba poco antes de que se perdiera el contacto. Se llevó a cabo una búsqueda infructuosa en un área de 85.000 km².

Revelando los misterios

Entre 1960 y 1970, muchos investigadores, periodistas y sobrevivientes de desastres crearon varias teorías sobre los eventos en el Triángulo de las Bermudas. Pero sin poder llegar a una conclusión definitiva que explicara tantos accidentes y desapariciones.

Desde la época de los Descubrimientos, los navegantes que pasaban por el Triángulo, ya sabían que esta era una zona de formación de grandes tormentas e intensos fenómenos meteorológicos. Lo que significó que muchos barcos no pudieron llegar o regresar a su destino.

Algunos científicos creen que ya están cerca de resolver estos casos, que han convertido al Triángulo de las Bermudas en la región de navegación más temida del planeta.

La mayoría de los estudiosos apoyan la teoría de que no hay nada sobrenatural en el lugar. Para ellos, los incidentes denunciados en los últimos años tenían causas puramente meteorológicas. Pueden atribuirse a factores como: corrientes marinas, formación de ciclones tropicales, huracanes e incluso cambios atmosféricos rápidos.

Investigadores estadounidenses y noruegos apoyan la idea de que los cráteres subacuáticos podrían ser la causa de los naufragios. Estas formaciones podrían liberar gigantescas burbujas de gas metano que, al llegar a la superficie, dañarían los cascos de las embarcaciones o harían que el agua perdiera densidad.

Todavía hay quienes sostienen que existen portales dimensionales, ovnis, maldiciones, fantasmas, etc. Lo cual, por supuesto, nunca se ha demostrado que exista.

Pero entonces, ¿qué pasa realmente?

De hecho, lo que sucede en el Triángulo de las Bermudas es exactamente lo que puede suceder en cualquier otro lugar del planeta. Todo desastre es el resultado de una suma de factores. Las incidencias que ocurren son causadas por la navegación tormentosa, el desconocimiento de la región, la desobediencia a las normas de seguridad, la falta de preparación técnica y el desconocimiento de los equipos tecnológicos. En muchos casos es pura terquedad.

Los datos recopilados por las compañías de seguros muestran que no hay mayor volumen de accidentes en el Triángulo que en cualquier otra parte del planeta. En el pasado, aún existían otros factores como: ataques piratas, falta de tecnología, falta de clima y falta de formación técnica por parte de la tripulación.

En los casos en que aparecieron naves no tripuladas, es más probable que luego de algún problema o accidente durante las tormentas, los tripulantes abandonen las naves, que terminaron sin naufragar. La tripulación que huye sería menos afortunada que el propio barco al intentar escapar en pequeñas embarcaciones durante las tormentas severas.

Olas gigantes: la nueva teoría puede ser la solución al misterio

A mediados de 2018, científicos de la Universidad de Southampton, Inglaterra, publicaron un estudio que reavivó el debate en torno al misterio que rodea al Triángulo de las Bermudas. Los investigadores atribuyeron las desapariciones a la incidencia de olas gigantes, comunes en la región.

El fenómeno, registrado por primera vez en 1997, mostró que olas de hasta 30 metros de altura aparecen repentinamente, duran unos minutos y tienen suficiente potencia para hundir grandes barcos.

Los científicos refuerzan la teoría, señalando que el Triángulo de las Bermudas es un lugar donde se pueden encontrar varias tormentas oceánicas originadas en tres regiones diferentes: el Mar Caribe, el Atlántico Sur y el Atlántico Norte, aumentando aún más la potencia de las olas.

Durante la investigación, en 1918 se creó una réplica del buque USS Cyclops, embarcación que desapareció en la región. Luego, en un simulador especial ubicado en un ambiente controlado, se realizó una simulación del fenómeno de olas gigantes, que rápidamente hundieron al embarcación. Otras simulaciones atestiguaron que olas de solo 15 metros serían suficientes para hundir embarcaciones similares.

Ahora que sabes que ya no necesitas cancelar tus vacaciones en un crucero por el Caribe, aprovecha para divertirte con varias obras sobre el Triángulo de las Bermudas, disponibles en las librerías.

Laura Gomez

Written by Laura Gomez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Las 40 mayores curiosidades sobre los gatos que te encantará conocer!

Parálisis del sueño: que es y por que ocurre