InicioSignificadosArquetipos: qué son y los 12 tipos más comunes

Arquetipos: qué son y los 12 tipos más comunes

¿Qué son los arquetipos?

El arquetipo es un concepto de la psicología que se utiliza para representar patrones de comportamiento asociados a un personaje o rol social.

La madre, el sabio y el héroe son ejemplos de arquetipos. Estos «personajes» tienen características que son percibidas de forma similar por todos los seres humanos.

Este concepto fue desarrollado por Carl G. Jung, psiquiatra suizo y fundador de la psicología analítica. Para Jung, los arquetipos están en el inconsciente colectivo y, por tanto, son percibidos de forma similar por todos.

Jung decía que los arquetipos son una herencia psicológica, es decir, son el resultado de las experiencias de miles de generaciones de seres humanos al enfrentarse a situaciones cotidianas.

Las imágenes de los arquetipos se encuentran en los mitos, en las leyendas, en la literatura, en las películas y también aparecen en nuestros sueños.

Los arquetipos también se utilizan en la publicidad. Cuando se utiliza un animal en una marca, se espera que los clientes asocien la marca con las características de ese animal.

Los 12 arquetipos y sus significados

A partir de la idea de Jung sobre los arquetipos, se desarrolló una clasificación con 12 arquetipos que simbolizan algunas motivaciones básicas del ser humano.

Un individuo puede manifestar varios arquetipos en su personalidad, pero generalmente uno de ellos es el predominante. Los psicólogos suelen utilizar estos arquetipos para estudiar las personalidades y desarrollar las potencialidades de los individuos.

  1. Sabio: el sabio es una persona que busca el conocimiento y practica la autorreflexión. Analiza las situaciones y actúa con sabiduría e inteligencia.
  2. Mago: el mago cree que el mundo puede ser diferente, cree en la transformación y la revolución, actúa para renovar las relaciones.
  3. Explorador: al explorador le gusta la libertad para actuar y descubrir el mundo, busca nuevas experiencias y huye de las situaciones rutinarias.
  4. Creador: el creador es el arquetipo del artista, del inventor. Esta persona es la que da vida a la imaginación y a las cosas que aún no existen.
  5. Héroe: arquetipo presente en películas y leyendas, el héroe es el guerrero e intrépido. Lucha para proteger a los suyos y no teme el peligro.
  6. Rebelde: es el arquetipo de los que piensan de forma diferente, de los que rompen con las normas. Cree que las reglas pueden romperse.
  7. Amante: el amante es aquel que da gran importancia a las relaciones, es sensible y se siente feliz de amar y ser amado.
  8. Tonto: el tonto es alegre y le gusta divertirse, disfrutar de la vida y hacer bromas. También conocido como loco, el tonto es auténtico y no se avergüenza de reírse de sí mismo.
  9. Cuidador: el cuidador disfruta cuidando a los demás y hace todo lo posible para que todos estén bien. Suelen ser muy serviciales y ayudan a los que lo necesitan.
  10. Hombre común: el hombre común es aquel que actúa de acuerdo con lo que la sociedad espera. Es una buena persona para los que le rodean, pero puede perder su individualidad.
  11. Inocente: el inocente es aquella persona que sabe ver los aspectos positivos en todas las situaciones, es espontáneo, pero puede ser ingenuo en algunas situaciones.
  12. Gobernante: el gobernante es el arquetipo del líder, tiene autoridad y sabe imponerse, pero puede llegar a ser autoritario para imponer su voluntad.

Los arquetipos de Jung

Según Jung, los arquetipos son el resultado de miles de experiencias de diferentes generaciones de seres humanos, que se acumulan y forman el inconsciente colectivo.

Un ejemplo sería la imagen materna: todo el mundo tiene una madre y puede formarse su propia imagen sobre este papel, pero hay similitudes sobre la madre en la percepción colectiva.

Lo que Jung defiende con la idea de arquetipo es la existencia de ideas anteriores a las propias experiencias del individuo.

Esto explica la existencia de temas idénticos en los mitos y las religiones entre grupos sociales de diferentes lugares y épocas que no han establecido ningún contacto.

Para Jung, la mente es un producto de la historia: además de las herencias biológicas, poseemos herencias psicológicas que influyen en nuestro comportamiento y experiencias.

Otro ejemplo de imagen que se repite desde el principio de la vida humana es la existencia de un ser divino al que se acude en situaciones difíciles y desconocidas.

Para Jung, comprender estas estructuras es importante para el autoconocimiento. Los principales arquetipos que estudió fueron

  • Persona: El arquetipo de persona se relaciona con la forma en que los individuos se presentan a la sociedad, con el papel que una persona asume cuando está en público.
  • Sombra: la sombra es el arquetipo que se refiere a todos los aspectos de nuestra personalidad que desconocemos, ya sean virtudes o defectos.
  • Anima: el ánima es el arquetipo de los aspectos femeninos de un hombre. Según Jung, todos los hombres tienen una minoría de genes femeninos y, por lo tanto, tienen características psicológicas de ese género.
  • Animus: el animus es el arquetipo de las características masculinas que se manifiestan en una mujer. Para Jung, las mujeres también tienen una minoría de genes masculinos que conforman su personalidad.
  • El yo: el yo es el arquetipo que conduce a la búsqueda de la individuación, que según Jung, se refiere a la búsqueda del autoconocimiento, de la espiritualidad y de la comprensión del sentido de la vida y de la muerte.
RELATED ARTICLES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Recent Comments