¿El café engorda? Te lo revelamos

El café es una de las bebidas más populares del mundo.

Sin embargo, los efectos del café en el control del peso son variados.

Sus beneficios incluyen el control del apetito y la mejora del metabolismo, lo que podría ayudar a la pérdida de peso.

Sin embargo, el café contiene cafeína, lo que puede provocar un sueño deficiente y más ansias de azúcar en ciertos individuos, factores que pueden tener un impacto negativo en el peso. Además, muchas bebidas de café contienen azúcar añadida y calorías excesivas.

Vamos a analizar en detalle si es verdad que el café engorda.  Antes de nada te diré como resumen para que no tengas que leerte todo el artículo para hallar la respuesta que el café negro puede promover un peso saludable El café negro – sin ningún ingrediente adicional – es muy bajo en calorías y puede ayudarte a seguir la dieta sin que tengas que restringirlo.

El café es bajo en calorías

Cuando se trata de perder peso, hay que crear un déficit de calorías. Puedes hacerlo aumentando la actividad física o consumiendo menos calorías.

Una forma fácil de reducir la ingesta de calorías es elegir bebidas más bajas en calorías.

Por sí mismo, el café es una bebida muy baja en calorías. De hecho, 1 taza de café preparado tiene sólo 2 calorías.

Sin embargo, el café sólo contiene este minúsculo número de calorías si se toma en negro, sin añadir azúcar, leche ni ningún otro ingrediente.

Si está intentando reducir su consumo total de calorías, la sustitución de las bebidas altas en calorías – como la soda, el jugo o la leche con chocolate – por café solo puede ser un buen punto de partida.

La cafeína puede estimular el metabolismo

La cafeína es un estimulante natural que se encuentra habitualmente en el café, el té y los refrescos. Por cada porción, el café normalmente contiene la mayor cantidad de cafeína de estas tres bebidas.

Una taza con 240 ml de café preparado ofrece alrededor de 95 mg de cafeína. Aún así, el contenido de cafeína varía según el tipo de grano, el estilo de tostado y la preparación (3Fuente Confiable).

La cafeína puede mejorar el metabolismo, una medida de la cantidad de calorías que el cuerpo quema cada día. Esta es una de las razones por las que la cafeína se incluye en muchos suplementos para la pérdida de peso.

Sin embargo, es posible que se necesiten grandes dosis de cafeína para influir significativamente en el metabolismo.

Por ejemplo, un estudio reveló que una dosis de cafeína de 10 mg por kg aumentaba el metabolismo hasta en un 13%. Esto equivaldría a 680 mg de cafeína – la friolera de 7 tazas (1.660 ml) de café para alguien que pesa 68 kg.

Aún así, algunas investigaciones muestran que el consumo regular de cafeína puede mejorar el mantenimiento del peso corporal y la pérdida de peso.

En un estudio, el aumento del consumo de cafeína se asoció con un menor aumento de peso. Sin embargo, los participantes que consumieron más cafeína fueron sólo alrededor de medio kilo más ligeros que los que consumieron menos cafeína.

La cafeína puede reducir el apetito

La cafeína también puede ayudar a reducir el apetito.

El apetito está controlado por muchos factores diferentes, incluyendo la composición de nutrientes de las comidas, las hormonas y los niveles de actividad. Beber café con cafeína puede reducir los niveles de la hormona del hambre, la grelina (7).

Además, los estudios demuestran que beber café con cafeína puede reducir el número de calorías que se consumen a lo largo del día, en comparación con no beberlo (8Fuente de confianza, 9Fuente de confianza).

Sin embargo, las investigaciones sobre la cafeína como supresor del apetito son contradictorias, y algunos estudios informan que la cafeína tiene poco o ningún efecto sobre la sensación de saciedad.

Por lo tanto, es necesario realizar más estudios.

Echarse un café

El café podría favorecer el aumento de peso

Aunque algunos estudios sugieren que el café puede ser beneficioso para la pérdida de peso, también puede repercutir negativamente en el peso de varias maneras.

La cafeína puede alterar los patrones de sueño saludables

La cafeína actúa como estimulante bloqueando los efectos de la adenosina, una sustancia química del cerebro que provoca somnolencia.

Esto puede ser útil si necesitas una sacudida extra de energía. Sin embargo, si se consume más tarde en el día, el café puede interferir con sus patrones de sueño.

A su vez, esto puede provocar un aumento de peso. La falta de sueño se asocia con un mayor peso corporal, un aumento del apetito y más deseos de comer alimentos procesados.

Combinar el café con un dulce

Mucha gente asocia el café con una golosina, como un pastel. Esto se debe a que la cafeína altera la percepción de la dulzura, lo que puede provocar el deseo de comer alimentos azucarados (15 Fuente Confiable).

La adición diaria de un tentempié alto en azúcar con el café puede llevar a un eventual aumento de peso.

Para evitar los antojos de azúcar y el posible aumento de peso que puede conllevar el consumo de dulces altos en calorías, disfruta de tu café con alimentos que proporcionan una fuente de proteínas y grasas saludables, como un puñado de nueces o un desayuno de huevo.

Tanto la proteína como la grasa ayudan a sentirse satisfecho y pueden reducir la frecuencia de los antojos de azúcar.

Algunas bebidas de café están cargadas de calorías y azúcar.

Aunque el café solo tiene pocas calorías, muchas bebidas de café están llenas de calorías y azúcar.

Las cafeterías y franquicias populares venden bebidas de café endulzadas que contienen azúcar añadida y cientos de calorías. Por ejemplo, un Frappuccino del Starbucks tiene 420 calorías y más de 16 cucharadas de azucar.
La ingesta regular de bebidas azucaradas, como las mezclas de café endulzado, se asocia con un aumento de peso y un mayor riesgo de obesidad (18 Fuente fidedigna).

Además, muchas personas añaden nata o chocolate a su café. Algo totalmente contraproducente si se quiere bajar de peso.

Cómo tomar café sin aumentar de peso

Hay muchas maneras de disfrutar de su taza de café diaria sin aumentar de peso.

El consejo más importante es evitar añadir un exceso de azúcar a su café. El azúcar está presente en muchas cremas de sabores y en los lattés preparados – y mucha gente añade azúcar de mesa o edulcorantes líquidos a su taza de café.

Te presento hay algunas formas de reducir el consumo de azúcar mientras se le agregas sabor a tu café:

  • Espolvorea un poco de canela.
  • Agrega leche de almendras sin azúcar, leche de coco, o mitad y mitad.
  • Usa una pequeña cantidad de un edulcorante natural sin calorías, como la stevia.
  • Añade unas gotas de extracto de vainilla.
  • Derrite un pequeño cuadrado de chocolate negro de alta calidad.

Aunque la leche de coco son bajas en azúcar, son más altas en calorías que las otras adiciones. Es mejor usar pequeñas cantidades de estos productos en el café para evitar el exceso de calorías.

El café tiene un sabor naturalmente amargo, por lo que es posible que tengas que reducir gradualmente la cantidad de edulcorante añadido para ajustar tus papilas gustativas. Por ejemplo, la próxima vez que compres un café con leche endulzado, intenta pedir la mitad de la cantidad habitual de saborizante.

Mejor aún, prepara tu propio café en casa. Esto te permitirá no sólo controlar la cantidad de edulcorante, sino también ahorrar dinero.

Conclusión

El café por sí solo no causa aumento de peso y puede, de hecho, promover la pérdida de peso al estimular el metabolismo y ayudar al control del apetito.

Sin embargo, puede afectar negativamente al sueño, lo que puede promover el aumento de peso. Además, muchas bebidas de café y los famosos cafés preparados son altos en calorías y azúcar añadida.

Para reducir al mínimo el riesgo de aumento de peso, intenta eliminar el azúcar añadido y los aditivos con alto contenido calórico.

Consumir una taza de café diariamente puede ser una forma saludable de comenzar el día. Sin embargo, es importante tener en cuenta los ingredientes que se utilizan al preparar u ordenar la bebida.

 

 

 

Deja un comentario

Anterior

Windows no detecta USB – 6 Formas de arreglarlo

Cómo preparar un café americano

Siguiente