InicioSaludCelos retroactivos: cuando el pasado de la pareja es el villano

Celos retroactivos: cuando el pasado de la pareja es el villano

Los celos pueden poner en peligro cualquier relación, y no sería diferente en aquellos casos en los que el factor desencadenante está en el pasado. Aprende más sobre el problema y cómo superarlo a continuación.

No es ningún secreto que los celos, cuando son excesivos, pueden envenenar cualquier relación. Esto se debe a que es un sentimiento negativo, alimentado por la desconfianza y el miedo a perder a alguien. ¿Pero sabías que no siempre es la pareja actual la que despierta este sentimiento?

En los celos retroactivos, como su nombre indica, la atención se centra en el pasado, en la relación anterior. El ex aparece como un fantasma en la vida de la pareja, interfiriendo en el equilibrio de la relación y provocando conflictos, a menudo difíciles de resolver.

Conversaciones recurrentes sobre el ex, intentando averiguar todos los detalles de la relación anterior; comparaciones constantes para saber en qué está siendo peor; insistencia en hablar de la vida sexual que tuvieron con él/ella, y también para conocer la opinión de amigos y familiares. En poco tiempo, la vida de pareja se convierte en un trío, en el que la sombra de la pareja anterior está siempre presente.

Tal coexistencia está lejos de ser sana y equilibrada. La persona pierde más tiempo intentando reproducir una relación que ya no existe, que viviendo y descubriendo todas las potencialidades de la relación actual.

Síndrome de Becca

Los celos retroactivos también se conocen como síndrome de Rebeca, nombre de una película del cineasta británico Alfred Hitchcock, que a su vez se inspiró en la novela de la escritora Daphne du Maurier. En ella, una mujer se casa con un viudo rico y se va a vivir a la casa en la que él vivía con su primera esposa. El fantasma de esa primera pasión persigue la vida de la pareja. Es la representación «perfecta» de este problema.

¿Qué hacer si sientes celos retroactivos?

Detrás de los celos retroactivos, hay mucha inseguridad, y posiblemente un problema de autoconfianza y autoestima. Es importante entender qué es lo que desencadena este tipo de comportamiento para poder responder. Si no es solo, con el apoyo de un psicólogo.

Estas son algunas de las trampas de las que debes escapar cuando te reconozcas en medio de los celos retroactivos:

  • No es una demostración de amor, sino una imagen distorsionada de su papel en la relación;
  • Vivir pensando y comparándote con alguien del pasado es abrir la puerta a una obsesión;
  • No utilices las redes sociales como combustible para los celos, ni malgastes energía vital revisando perfiles y reenviando comentarios e interacciones;

Una relación sólo puede durar si se basa en la sinceridad y la transparencia. Hablar de lo que sientes, compartir tus miedos e inseguridades, es lo que te permitirá superarlo. Dentro de cada caso de celos, hay un sufrimiento por anticipación, por una situación hipotética, que suele estar ligada a una mala interpretación de las señales.

No dejes que esto socave la armonía de tu vida de pareja. Paralelamente, invierte en tu autoconocimiento, para poder reconocer todas aquellas cualidades que te harán sentir más segura y menos susceptible a los celos retroactivos. Y si notas que tus celos son excesivos, busca la ayuda de un psicólogo.

 

RELATED ARTICLES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Recent Comments