InicioSignificadosComunismo: qué es, características, historia y símbolos

Comunismo: qué es, características, historia y símbolos

El comunismo es una doctrina social cuyo objetivo es restablecer lo que se llama el «estado natural», en el que todas las personas tendrían igual derecho a todo, mediante la abolición de la propiedad privada y el fin de la lucha de clases. En los siglos XIX y XX el término se utilizaba para calificar un movimiento político.

Esta palabra tiene su origen en el latín communis, que significa común. Ser comunista significa compactarse con las ideas de Karl Marx y Friedrich Engels y abogar por los cambios políticos, económicos y sociales necesarios para superar la sociedad capitalista por una sociedad sin clases.

Características principales del comunismo

Las principales características de la doctrina comunista son

  • La colectivización de los medios de producción;
  • El resultado de lo producido se reparte entre todos los miembros de la sociedad;
  • La producción debe ser la justa para el mantenimiento de la sociedad;
  • No existe el concepto de propiedad privada;
  • abolición del Estado y de las fronteras nacionales (el comunismo es internacionalista);

Se trata de un sistema de gestión de la información.
Aprende más sobre las características del comunismo.

¿Cómo surgió el comunismo?

El comunismo tiene su fundamento en las teorías del Estado de los sofistas griegos y en «La República» de Platón. La antigua Grecia preveía la formación de una sociedad en la que no existieran las clases sociales. Pero esta idea pronto encontró severos críticos, como Aristóteles.

El comunismo siguió haciéndose notar en muchos movimientos posteriores, como el de Thomas Münzer y los anabaptistas, en las sectas puritanas de Norteamérica en los siglos XVII y XVIII.

Es en este periodo, concretamente en el siglo XVIII, cuando comienza la Ilustración. Aunque fue un movimiento intelectual dirigido y organizado por la burguesía, continuó su crítica a la propiedad privada, a través de autores y pensadores como Jean-Jacques Rousseau, en Francia.

El gran resurgimiento del comunismo o socialismo, a principios del siglo XIX, está relacionado con la Revolución Industrial.

Los abusos del capitalismo y del liberalismo económico, cometidos por la transformación de la economía y la industria, provocaron un movimiento obrero crítico que, en muchos casos, está relacionado con las ideas comunistas.

Este movimiento obrero da lugar a una serie de organizaciones, entre ellas la que culminará con la Comuna de París en 1871, la primera experiencia de revolución proletaria de la historia.

Símbolos del comunismo

La hoz, el martillo y la estrella de cinco puntas son símbolos universalmente utilizados del comunismo. La hoz representa a los trabajadores del campo y el martillo a los trabajadores de las industrias.

La estrella de cinco puntas puede representar los cinco continentes del mundo. Otra teoría explica que la estrella representa los grupos que componen la sociedad comunista: los obreros, los trabajadores del campo, los intelectuales, la juventud y el ejército.

El fondo rojo utilizado en toda la simbología comunista está vinculado a la representación del ideal de revolución del comunismo.

Muchos países comunistas han adoptado el uso de estos símbolos en sus banderas oficiales, como China, Vietnam, Corea del Norte y Angola.

El comunismo moderno

El comunismo moderno se expresa primero como doctrina a través del marxismo, luego en el marxismo-leninismo y en parte también en el maoísmo marxista. Es fundamentalmente una doctrina dirigida a la igualdad de la mayoría.

Según Karl Marx y Friedrich Engels, el comunismo del siglo XX considera la historia como una sucesión de luchas entre la clase obrera y la burguesía. Ambos son autores de la obra Manifiesto del Partido Comunista, de 1848.

Según ambos autores, la burguesía no trabaja y si lo hace es de forma insignificante, pero dispone de los medios materiales de producción. Por su parte, el proletariado no posee nada, sólo su descendencia (los hijos), de ahí su nombre, y su fuerza de trabajo.

De este modo, el proletariado se ve obligado a vender su fuerza de trabajo a la burguesía para asegurar su sustento.

Manifiesto del Partido Comunista

El Manifiesto Comunista se publicó en 1848. Fue escrito por Karl Marx y Friedrich Engels, considerados los fundadores del socialismo científico. En el documento se presentan los principales ideales comunistas y se describen y analizan las formas de socialismo: reaccionario, conservador y utópico.

El manifiesto es una crítica a la forma en que se ha organizado la sociedad en función del capitalismo.

La obra contiene una crítica a la burguesía como clase social opresora, principalmente en relación con la organización de la sociedad en el periodo posterior a la Revolución Industrial.

El manifiesto también presenta las diferencias existentes entre las clases burguesa y obrera (proletariado) y la relación entre el proletariado y los partidos de la época.

Uno de los objetivos del manifiesto es demostrar que la clase obrera es capaz de unirse para revolucionar y cambiar su situación como clase oprimida por las ideas capitalistas y la sociedad burguesa.

En el manifiesto aparecen ideas como:

  • Fin de la propiedad privada sobre la tierra
  • Fin de los derechos relacionados con la herencia
  • Entrega de los medios de producción al control del Estado

Karl Marx y Friedrich Engels

¿Cuál es la visión histórica del marxismo?

Los autores comunistas afirman que las condiciones de vida del hombre (principalmente las económicas) determinan su conciencia.

Así, considera que el desarrollo de la capacidad de producción, gracias a la técnica y la ciencia, desencadena una evolución en la que la sociedad esclavista daría paso a la sociedad feudal.

Después, la sociedad feudal debe dar paso a la sociedad burguesa y finalmente a la sociedad socialista.

El comunismo y la lucha de clases

Según esta doctrina, el último punto de la lucha de clases es el proletariado contra la burguesía. Este conflicto llevaría al fin de la sociedad burguesa, a la desaparición de las clases y a su sustitución por una sociedad socialista y luego comunista.

Con el fin de la separación de la sociedad en clases sociales, se establecería la sociedad comunista, volviendo al «estado natural» deseado por los defensores de la doctrina.

Esta lucha se llevaría a cabo a nivel internacional, ya que la burguesía también estaba organizada internacionalmente, los lazos de clase serían más importantes que las realidades nacionales. De este modo, la clase obrera de un país tiene más responsabilidad con la clase obrera de otro país que con sus propios nacionales.

El surgimiento de los partidos comunistas

En un momento dado, el comunismo fue reivindicado por los partidos comunistas, que mostraron una gran combatividad en las revoluciones de Alemania, Austria y Hungría en 1918.

Entre los años 1917 y 1921 se fundaron casi todos los partidos comunistas que llegaron a ser importantes en la historia:

  • Partido Comunista Alemán (a finales de 1918 y principios de 1919),
  • Partido Comunista de Francia (1920),
  • Partido Comunista de Indonesia (1920),
  • Partido Comunista Italiano (1921)
  • Partido Comunista Chino (1921),

Se trata de un sistema de gestión de la información.
Hoy no existe la misma centralización en el mundo comunista que en los años 30 y 40.

Los países comunistas hoy

Hoy en día, algunos países están clasificados como naciones comunistas. Algunos ejemplos son China, Cuba, Corea del Norte y Vietnam.

Pero es importante ser consciente de que el comunismo adoptado en estos países no es del todo el comunismo previsto por la teoría de la doctrina. En la mayoría de estos países, los ideales del comunismo se han adaptado a las características del capitalismo contemporáneo.

Los rasgos más llamativos de la doctrina comunista en estos países están en relación con las políticas económicas y la capacidad de producción.

Aprende más sobre los significados de Guadaña y Martillo y Manifiesto Comunista.

Comunismo primitivo

En su libro El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado, Engels se refiere al comunismo primitivo, la forma de vida que existía desde la Prehistoria. Cuando se formaron las primeras organizaciones humanas, la propiedad era compartida por todos, al igual que los medios de producción y distribución. Las actividades para obtener alimentos se hacían en común.

Así, este tipo de comunismo primitivo fue esencial para el desarrollo de la sociedad humana. Creó lazos en la comunidad y facilitó la supervivencia, lo que era esencial gracias a las condiciones adversas existentes.

Además, el comunitarismo cristiano de la iglesia primitiva (revelado en la Biblia en el libro de los Hechos de los Apóstoles), se considera a veces como una forma de comunismo.

Esto se debe a que presentaba algunos de los mismos principios, como el desinterés por los bienes materiales y el amor generalizado al prójimo.

Consulta también el significado de Comunista, Comunismo y Socialismo y conoce también otros tipos de ideologías y sus características.

Diferencias entre comunismo y socialismo

A menudo las expresiones comunismo y socialismo se utilizan como sinónimos, lo que no es correcto. Sin embargo, los dos conceptos representan ideologías con algunas similitudes, ya que representan una forma de protesta o una alternativa al capitalismo.

Muchos autores procomunistas describen el socialismo como una etapa para llegar al comunismo, que organizaría la sociedad de forma diferente, eliminando las clases sociales y extinguiendo el Estado opresor.

El funcionamiento del comunismo y del socialismo también es diferente. Mientras que el socialismo prevé un cambio gradual de la sociedad y un alejamiento del capitalismo, el comunismo pretendía una diferenciación más brusca y a menudo utilizando el conflicto armado como método de acción.

RELATED ARTICLES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Recent Comments