InicioHistoriaConoce a los 18 principales dioses egipcios y sus historias

Conoce a los 18 principales dioses egipcios y sus historias

Representados con cabezas de animales sobre cuerpos humanos, los antiguos dioses egipcios formaban parte de todos los aspectos de la vida en Egipto, tanto de la realeza como del pueblo llano.

Cada deidad tenía su propio nombre y personalidad. Existen más de 2000 dioses y diosas que, según las creencias, explicaron la creación del mundo, representaron las formas de la naturaleza y ejercieron una influencia decisiva en la vida cotidiana de las personas.

Conoce ahora algunos de los principales dioses y diosas de la civilización egipcia.

1. Ammón – El ocultismo

Ammón

Patrono de la ciudad de Tebas, Ammón era uno de los dioses más populares y poderosos de Egipto. Normalmente se le representaba con forma humana, pero después del periodo conocido como Imperio Nuevo (que terminó en el siglo XI a.C.) se le llegó a representar con cabeza de carnero, símbolo de la fertilidad. Aemon significa «lo invisible», «lo oculto» o «lo oscuro».

Amon era el dios del aire y del Sol. Formaba parte de la «tríada tebana», junto con Mut y su descendiente Khonsu, el dios de la luna. Como muchos otros dioses del antiguo Egipto que se asimilaron con sus versiones regionales, Amón se fusionó con Ra, convirtiéndose en Amón-Ra.

2. Mut – La diosa madre

Mut

Mut, que significa «madre» en lengua egipcia, era una de las principales diosas tebanas, esposa de Amón y madre de Khonsu. Como madre, ejercía un papel protector, tanto en esta vida como en el más allá, liberando a las almas de la opresión de los demonios.

Venerada como la gran madre divina, Mut solía ser representada como una mujer con dos coronas en la cabeza, que representaban el Alto y el Bajo Egipto. A veces también se la representaba con cabeza o cuerpo de buitre, o como una vaca, ya que más tarde se fusionó con Hator, otra gran madre divina que solía representarse como una mujer con cara y cuernos de vaca.

3. Osiris – Señor de los Muertos

Osiris

Osiris era adorado en Egipto como el dios de la vida después de la muerte, ya que los egipcios creen en la continuación de la vida en otro plano.

En la mitología egipcia, poco después de la creación del mundo el dios de la tierra, Zeb, y la diosa del cielo, Nut, engendraron hijos. Entre ellos estaba Osiris, que se convirtió en gobernante de la tierra. Se casó con su hermana Isis. Celoso del éxito de su gobierno, su hermano Seth lo asesinó. Sin embargo, utilizando la magia, Isis consiguió devolverle la vida.

Horus, su hijo con Isis, se encargó de vengar su muerte. Su heredero se convirtió entonces en el nuevo rey de Egipto, mientras que Osiris descendió al inframundo, convirtiéndose en Juez y Señor de los Muertos.

4. Seth – El dios del caos

Seth

Seth era el dios del desierto y de las tormentas, que más tarde se asoció también con el caos y la oscuridad. Se le describía como un hombre con cabeza de perro y cola bifurcada, pero a veces también se le representaba como un cerdo, un cocodrilo, un escorpión o un hipopótamo. Es un personaje importante en la leyenda de Osiris e Isis, y fue el autor del primer asesinato del mundo.

Como resultado de la creciente popularidad del culto a Osiris, Seth fue demonizado y sus imágenes fueron retiradas de los templos. Sin embargo, en algunas partes del Antiguo Egipto se le siguió adorando como una de las principales deidades.

5. Isis – La diosa de la resurrección

Isis

Isis era una diosa muy venerada por los egipcios. Quizás el más popular entre todos los dioses del panteón egipcio. Era conocida como una deidad extremadamente desinteresada y generosa, siempre dispuesta a satisfacer las necesidades de los demás. En la mitología, era la madre de Horus y esposa y hermana de Osiris.

Cuando su marido fue asesinado por Seth, recogió las partes de su cuerpo y las unió, devolviéndole la vida. Así, Isis introdujo el concepto de resurrección, que influyó en muchas religiones, incluido el cristianismo.

6. Horus – El restaurador del orden

Horus

Horus fue uno de los dioses egipcios más importantes, hijo de Osiris e Isis. Según el famoso mito, vengó el asesinato de su padre matando a su tío Seth y convirtiéndose en el nuevo rey de Egipto. Así, pudo restablecer el orden en Egipto.

También adorado como dios de la luz y el cielo, Horus solía ser representado como una criatura masculina con cabeza de halcón, que llevaba una corona blanca y roja.

Los antiguos faraones egipcios legitimaban sus gobiernos presentándose ante el pueblo como Horus encarnado.

7. Anubis – El divino embalsamador

Anubis

Anubis era descendiente de Ra y Neftis, y se le representaba con un tono de piel negro, que simbolizaba los depósitos oscuros del Nilo, que aseguraban el éxito de los cultivos en Egipto. El negro también hace referencia al color que adquiere el cuerpo en el proceso de momificación.

Según la leyenda, fue Anubis el encargado de realizar la momificación de Osiris, convirtiéndose en el primer embalsamador.

8. Ra – El dios del Sol

Ra

Ra era el dios del Sol y una de las deidades egipcias más importantes. También se le asoció a la construcción de pirámides y a la resurrección de los faraones, que lo adoraban. Este dios se levantaba simbólicamente cada mañana con la salida del sol, y moría con cada puesta de sol, iniciando su viaje al inframundo. Se le reconocía como un dios creador, responsable de la creación de todas las cosas, incluidos los seres vivos.

Rá estaba asociado a Horus y, como él, se le solía representar como un hombre con cabeza de halcón. Sin embargo, en lugar de una corona roja y blanca, Ra poseía un disco solar en su cabeza.

Muchos dioses del antiguo Egipto se fusionaron con Ra, y muchos fueron creados por él, como algunos de sus rivales Ptah y Apepe.

9. Toth – El dios del Conocimiento y la Sabiduría

Toth

El dios de la sabiduría, la escritura y la magia era representado a menudo como un hombre con cabeza de ibis o babuino. Toth era el escriba del inframundo, maestro de las leyes físicas y divinas, que guardaba la biblioteca de los dioses. Escribió los hechizos del «Libro de los Muertos» y del «Libro de Toth», que contenían los secretos del universo.

Thoth era considerado el dios más culto de la historia antigua, y también desempeñaba un papel importante en muchos mitos egipcios, actuando como árbitro entre las fuerzas del bien y del mal.

10. Hator – La diosa de la maternidad

Hator

Hator era la diosa asociada a la danza y la música, pero también era conocida como la Señora del Cielo, la Tierra y el Inframundo. Era muy popular entre los antiguos egipcios y se la consideraba sabia, amable y afectuosa tanto con los vivos como con los muertos.

Protegía a las mujeres durante el embarazo y el parto, y también era adorada como diosa de la fertilidad. La mayoría de las veces se representaba a Hator como una mujer con cabeza de vaca o con cuernos.

11. Sekhmet – La diosa de la guerra y la curación

Sekhmet

Sekhmet, la diosa de la guerra, era representada como una figura con cabeza de león. Se la conocía como «La Poderosa», que destruía a los enemigos de Ra y ayudaba a los faraones contra sus adversarios.

Sekhmet también estaba asociada a la medicina y la salud. Su retrato de leona o mujer con cabeza de león incluía a menudo el disco solar, símbolo de la realeza y la autoridad divina de los faraones egipcios.

12. Wadjet – El protector del faraón

Wadjet

Wadjet era el protector del faraón, Horus vivo. Se la representaba como una cobra y su imagen se incluía a menudo en la insignia real como símbolo de soberanía sobre Egipto.

Según la mitología, Wadjet estaba siempre dispuesta a atacar a cualquier enemigo potencial del faraón. A veces también se la representaba como una mujer con dos cabezas de serpiente. El disco solar, un emblema utilizado en las coronas de los antiguos gobernantes de Egipto, también se utilizó en las representaciones de Wadjet.

13. Maat – La diosa de la verdad

Maat

Maat era la diosa de la verdad, la justicia, la moral, el orden y la armonía. Simbolizaba el equilibrio natural del universo, siendo lo contrario del caos. Normalmente se la representaba como una mujer con una pluma de avestruz en la cabeza.

La ceremonia del «Pesaje del Corazón», descrita en el Libro de los Muertos, tenía lugar en la Sala de Maat. Esta ceremonia no era más que un juicio posterior a la muerte, en el que se pesaba el corazón del alma del muerto: si el corazón era más ligero que la pluma de Maat, se le permitía entrar en el paraíso. Si no, el corazón era arrojado al monstruo Ammit, que lo devoraba.

Sea quien sea, desde el más pobre hasta el más poderoso de los reyes, nada escapaba al juicio de Maat.

14. Bastet – La diosa felina

Bastet

Bastet era una diosa felina, representada como un gato o una mujer con cabeza de gato. Era la hija del dios del sol Ra y estaba estrechamente asociada con el gato doméstico.

Bastet era adorada por su naturaleza maternal y protectora y a menudo se la pintaba rodeada de gatos. Sin embargo, también se creía que era feroz cuando era necesario, ya que los gatos podían matar a las serpientes, una de las criaturas más mortíferas del antiguo Egipto.

15. Anuket – La diosa de la fertilidad

Anuke

Además de otros dioses vinculados a la fertilidad, como Khenmu (su esposo) y Satis, Anuket es una deidad relacionada con el agua, concretamente con la catarata de la ciudad de Asuán, la primera catarata que el río Nilo forma en suelo egipcio.

Diosa de la fertilidad, Anuket también está asociada a la sexualidad. Se la adoraba especialmente en Elefantina, una isla del río Nilo situada en el sur de Egipto, muy cerca de la ciudad de Asuán.

16. Ammit – La diosa devoradora de almas

Ammit

¿Te ha asustado la imagen de Ammit?
No en vano, su figura no es de las más agradables. Por si la cabeza de cocodrilo no fuera suficiente, de cintura para abajo es un hipopótamo y de cintura para arriba un leopardo. Qué mezcla, ¿no?

Ya dijimos más arriba, al hablar de la diosa de la verdad Maat, que Ammit era, según la mitología egipcia, una deidad devoradora. Estaba en la Sala de la Justicia, bajo la balanza de Maat, esperando órdenes para comer los corazones de aquellas almas que, en vida, habían cometido actos indignos.

17. Ptah – El Dios de Menfis

Ptah se describe como uno de los dioses más antiguos del panteón egipcio. Era el patrón de Menfis, la capital de Egipto durante la llamada «Edad de las Pirámides» en el tercer milenio a.C. Ha pasado mucho tiempo, ¿no?

Reconocido como el dios creador, se le asocia con la fertilidad y la construcción. Fue patrón de los artesanos y escultores, de las actividades relacionadas con el trabajo con elementos como la tierra y la piedra.

18. Bes – El dios enano

Bes, conocido como el dios enano, era una deidad muy popular en el Antiguo Egipto. Aunque no había templos en su honor, la gente adoraba a Bes. Creían que este dios era capaz de protegerles del mal, por lo que adornaban objetos cotidianos y amuletos con su imagen.

Se le solía representar como un enano con largas barbas, grandes orejas y nariz, y la lengua fuera. Una curiosidad sobre las representaciones de Bes es que, a diferencia de lo que ocurre con otras deidades, se le representaba mirando al frente.

RELATED ARTICLES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Recent Comments