InicioSignificadosEstereotipo (qué es, concepto y definición)

Estereotipo (qué es, concepto y definición)

Los estereotipos son opiniones e ideas generalizadas, utilizadas por la gente para predefinir a alguien o algo en cuanto a su comportamiento, género, apariencia, religión, cultura, estatus social, etc.

Los estereotipos se adquieren a lo largo de nuestra vida y de nuestras experiencias en la sociedad, partiendo principalmente de ideas de sentido común. También pueden variar de un grupo a otro, según la cultura y las costumbres.

Los estereotipos funcionan como una forma de etiquetar a las personas o las cosas, pero sin ningún conocimiento sobre el tema o la persona que se estereotipa.

Por ejemplo, cuando alguien afirma que los adolescentes son rebeldes y las personas mayores son conservadoras, es un intento de estandarizar estos dos grupos, sin respetar la individualidad, la historia y la personalidad de cada persona mayor o adolescente.

El problema es que los estereotipos ignoran los aspectos individuales de la persona a la que se estereotipa, sin al menos conocerla.

En muchos casos, algunos estereotipos también pueden convertirse en formas de prejuicio.

Sin embargo, también hay estereotipos positivos, por ejemplo, que España sea conocido como de la buena cocina, muestra una gran calidad de la selección y de los chefs españoles.

Principales tipos de estereotipos y ejemplos

Los tipos de estereotipos que aparecen a continuación son las etiquetas que se utilizan para clasificar y generalizar a una persona o cosa.

Es importante recordar que en cada grupo social o lugar, los estereotipos pueden variar, debido al contexto histórico y cultural.

Estereotipos raciales y culturales

Los estereotipos raciales y culturales son aquellos que prejuzgan a una persona o a un grupo social por su raza o por sus costumbres y tradiciones.

Este tipo de estereotipo se basa en opiniones generalizadas y sin fundamento sobre una determinada región, costumbre de un sitio o pueblo.

Por ejemplo, cuando en una historia se describe a los malos como personajes negros, para intentar clasificar a los negros como pobres y marginados.

Por ejemplo, decir que los negros tienen más resistencia física es un tipo de estereotipo basado en creencias limitantes sobre el biotipo de toda una raza, sin respetar la individualidad.

Este ejemplo surge de la propia historia de la esclavitud, en la que los negros esclavizados realizaban trabajos pesados en su vida cotidiana o debido a que algunos negros tenían un buen rendimiento deportivo.

Sin embargo, este tipo de estereotipo juzga a las personas por su color de piel o su cultura, etiquetando a todo un grupo en un aspecto que no es real para cada tipo de persona.

Otros ejemplos son cuando se dice que los bahianos son vagos o que los indios son salvajes.

Estereotipo de género

Este tipo de estereotipo es el que asocia y juzga los comportamientos de hombres y mujeres, basándose en cómo deben o actúan. También puede abordar algunas características más psicológicas asociadas al género.

Por ejemplo, cuando alguien afirma que las mujeres deben ocuparse de las tareas del hogar y de los niños, y no trabajar fuera. O cuando alguien dice que los hombres no lloran o no pueden hablar de sus sentimientos.

Otros ejemplos son cuando creen que las mujeres no pueden realizar algunas actividades profesionales, o que los hombres no deben llevar ciertos colores de ropa, como el rosa, porque se consideran femeninos.

En el ámbito psicológico, puede ocurrir, por ejemplo, cuando en una conversación entre hombres y mujeres, alguien afirma que no se puede hablar de ciertos temas porque las mujeres son más sensibles y frágiles emocionalmente.

Es una forma de clasificar a todas las mujeres dentro de unas características psicológicas, como sensibles emocionalmente.

Este tipo de estereotipo surge a lo largo de la historia de la humanidad, donde la mayoría de las sociedades del mundo consideraban a las mujeres como frágiles y sensibles, y a los hombres como alguien emocional y físicamente fuerte y proveedor.

Estereotipos profesionales

El estereotipo profesional está vinculado a cualquier tipo de característica en la relación de las personas con el trabajo.

Un ejemplo muy común es estereotipar a los funcionarios, afirmando que trabajan poco y de cualquier manera.

La gente, en este caso, define a todo el colectivo de funcionarios, sin respetar la individualidad y la forma de trabajar de cada uno.

Este tipo de estereotipo surge a través de los comportamientos de las personas en el entorno profesional y el funcionamiento de las empresas y los servicios.

Como en muchos lugares los procesos y servicios públicos son lentos y burocráticos, la gente tacha a toda la clase funcionarial de trabajadores acomodaticios.

Otros ejemplos de este tipo de estereotipos también se dan cuando alguien etiqueta que todo empresario solo piensa en el dinero o que todas las personas que trabajan en TI (tecnología de la información) son unos empollones.

Estereotipos socioeconómicos

Este tipo de estereotipo se centra en los aspectos financieros o la posición social de las personas. Esto puede ocurrir desde ambos lados, por ejemplo: etiquetando que los ricos son superficiales o indiferentes a los problemas sociales.

Este tipo de estereotipo surge de una construcción de jerarquías socioeconómicas. Así, los ricos son vistos como alguien poderoso e indiferente a los demás, y los pobres como aquellos que carecen de acceso a la educación y a la información.

Sin embargo, este es el tipo de estereotipo que etiqueta a las personas por su posición social o sus ganancias económicas, sin tener en cuenta al menos su individualidad y su contexto vital.

Estereotipo religioso

Es la que se centra en las características y comportamientos de determinadas religiones.

Por ejemplo, cuando una persona cree que cualquier musulmán pertenece al Estado Islámico o es un terrorista, o que cualquier judío es rico y muy económico.

Sobre los musulmanes, por ejemplo, el estereotipo también puede surgir debido a que los medios de comunicación exploran el tema de los ataques terroristas del Estado Islámico. por ejemplo.

Sin embargo, olvidan que dentro del contexto de las religiones hay muchas personas que no están de acuerdo y que no tienen este tipo de comportamiento que se asocia a la religión.

Estereotipo de belleza

Un estereotipo de belleza es la noción predominante de lo que una sociedad considera bello.

Los estereotipos de belleza cambian con el tiempo. Antiguamente, estar por encima del peso ideal era el estereotipo de belleza porque transmitía la idea de salud, porque la persona tenía una buena capacidad económica y suficiente dinero para comer mucho.

Años más tarde, el estereotipo de belleza es muy diferente, y la mayoría de la gente piensa que ser bello es estar dentro del peso considerado ideal, físicamente apto.

Un estereotipo de belleza, por ejemplo, es reforzar la idea de que sólo las mujeres delgadas pueden ser modelos, o que la celulitis y las estrías son estéticamente feas, entre otros varios rasgos que se enmarcan como bellos o feos.

Origen del término estereotipo

El estereotipo tiene su origen en las palabras griegas stereos y typos, que forman el término impresión sólida. Este término surgió en el contexto del universo de la impresión gráfica y fue creado por el impresor francés Firmin Didot en 1794.

El término estereotipo se creó para referirse a las planchas de metal que permitían la producción en masa de periódicos, revistas y publicaciones periódicas. Estas planchas se creaban a partir de moldes que permitían imprimir la misma imagen en todas las tiradas.

Pero en 1922, el escritor estadounidense Walter Lippmann aplicó el término por primera vez en su libro titulado «Opinión pública».

En el contexto, describe que utilizamos el estereotipo para significar y categorizar las cosas y las personas, de forma que se facilite y simplifique nuestra visión del mundo

Diferencia entre estereotipo y prejuicio

Los seres humanos suelen clasificar a las personas en diferentes grupos, en función de sus características. Este tipo de categorización es el estereotipo. El estereotipo es la forma en que creemos que son las personas que forman parte de un determinado grupo.

El prejuicio se diferencia del estereotipo porque no se limita a categorizar o estereotipar a un grupo de personas, o a un individuo. El prejuicio implica una evaluación discriminatoria, que prejuzga al otro, generando un sentimiento de odio y repulsión, sin fundamento.

Los prejuicios también pueden generar a menudo actitudes o discursos violentos y hostiles contra una persona, un grupo, una cultura, una creencia, entre otros.

RELATED ARTICLES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Recent Comments