in

La caja de Pandora: cómo la curiosidad arruinó a la humanidad

La Caja de Pandora es un mito griego sobre la llegada de la primera mujer a la tierra (Pandora) y la aparición de todos los males del mundo, como los vicios, las guerras y las enfermedades.

Según el mito, Pandora era un instrumento de la ira de Zeus contra Prometeo, que había robado el fuego divino para dárselo a los hombres. Como castigo, Zeus envió a la bella Pandora como regalo al hermano de Prometeo, Epimeteo. Contra todos los consejos de su hermano, Epimeteo aceptó el don divino y se casó con Pandora, con la que tuvo hijos.

Pero Pandora no vino sola. Con ella se envió una caja misteriosa que no debía abrirse bajo ninguna circunstancia. Sin embargo, un día, cediendo a la curiosidad, Pandora abrió la tapa de la caja, liberando todos los males del mundo. Cuando se dio cuenta del error que había cometido, cerró la caja. Pero por dentro solo quedaba la esperanza.

Significado del mito de la caja de Pandora

El mito de la Caja de Pandora sugiere que, a pesar de todos los males y todas las angustias, al menos podemos aferrarnos a la esperanza, «lo último que muere».

Forma parte de la curiosidad humana querer saber cómo y por qué suceden las cosas en el mundo de la forma en que lo hacen.

Muchos mitos, en diferentes culturas, tratan de explicar los inicios del ser humano y por qué hay cosas malas como las enfermedades, el odio y las guerras en el mundo. En varios de ellos, estos males se liberan porque los humanos desobedecieron a los dioses, como en el mito de Pandora, que nos muestra cómo la curiosidad, que nos anima a aprender y explorar, también puede traernos resultados negativos.

La aparición de los mortales

El mito de la Caja de Pandora comienza con la historia de Zeus, Prometeo y Epimeteo, en una época en la que no había mortales, solo dioses y titanes.

Prometeo y su hermano Epimeteo eran titanes, que juraron lealtad a Zeus y a los dioses olímpicos y estuvieron a su lado durante la guerra entre los titanes. Como recompensa a su lealtad, Zeus dejó que Prometeo y Epimeteo crearan las primeras criaturas que vivieron en la Tierra. Epimeteo creó los animales y dio a cada uno una habilidad especial y una forma de protección.

Prometeo tardó más tiempo en moldear al hombre a partir de la arcilla y el agua, y cuando terminó no quedaba ninguna protección para el hombre, pues su hermano las había utilizado todas. Pero Prometeo sabía que el hombre necesitaba algo para protegerse y preguntó a Zeus si podía permitir al hombre utilizar el fuego.

Zeus le negó su petición, diciendo que el fuego solo pertenecía a los dioses. Pero Prometeo, convencido de su idea, robó el fuego a los dioses y se lo dio a los hombres.

Pandora: la primera mujer

Prometeo fue castigado por sus acciones atado en una montaña, donde cada día un águila se comía su hígado, que volvía a crecer durante la noche. Pero Prometeo no fue el único en ser castigado. Zeus creía que los humanos también eran culpables por aceptar el regalo del fuego de Prometeo, y para castigar al hombre, creó a la primera mujer, que se llamó Pandora.

Se le dio forma para que se pareciera a la hermosa diosa Afrodita, y se le concedieron varios dones de todos los dioses, como la sabiduría, la belleza, la bondad, la paz, la generosidad y la salud.

Pandora y Epimeteo

Zeus la envió entonces a la Tierra para que fuera la esposa de Epimeteo, y aunque Prometeo le había advertido que nunca aceptara regalos de los dioses, el titán quedó encantado con la belleza de la mujer y quiso casarse con ella de todos modos.

La caja de Pandora: la maldición de los dioses

Como regalo de bodas, Zeus le dio a Pandora una caja, pero le advirtió que nunca podría abrirla. Pandora, que fue educada para ser curiosa, no pudo mantenerse alejada de la caja y, tras mucha resistencia, sucumbió al deseo de abrir el regalo.

En ese momento, salieron de la caja cosas horribles, como la codicia, la envidia, el odio, el dolor, la enfermedad, el hambre, la pobreza, la guerra y la muerte.

Cuando Pandora vio lo que había hecho, cerró rápidamente la caja, dejando sólo una cosa dentro. Pandora oyó entonces una voz que la llamaba desde la caja, rogándole que la liberara. Epimeteo estuvo de acuerdo en que nada de lo que había dentro de la caja podía ser peor que los horrores que ya se habían liberado, así que la abrieron una vez más.

Lo único que quedaba en la caja era la esperanza, que salió volando de la caja, tocando las heridas creadas por los males y curándolas. Aunque Pandora liberó el dolor y el sufrimiento en el mundo, también permitió que surgiera la esperanza en la humanidad.

Sin embargo, este mito tiene muchas versiones, y en una de ellas Pandora no habría vuelto a abrir la caja, y por eso la esperanza sigue guardada hasta hoy.

¿Por qué había Esperanza en la Caja de Pandora?

Se ha cuestionado mucho la presencia de la Esperanza con los males de la Caja de Pandora. La mayoría de las veces se interpreta de forma positiva, porque nuestra Esperanza siempre estará con nosotros, impidiendo que nos rindamos. De ahí el famoso dicho de que «la esperanza es lo último que muere».

Sin embargo, Nietzsche aportó una nueva interpretación al mito, en la que la Esperanza sería también una forma de castigo de los dioses, de modo que, por mucho que se les torturara, tendrían la esperanza de que las cosas mejorarían y así seguirían dejándose torturar.

Lo que nos dice este mito

La historia de la Caja de Pandora es un mito de origen, es decir, el intento de explicar el comienzo de algo. Los antiguos griegos utilizaban este mito no solo para advertir sobre las debilidades del hombre, sino también para explicar las cosas terribles que le ocurren a la humanidad, como la enfermedad y la guerra.

El mito de Pandora nos dice que el hombre vivía en un mundo sin preocupaciones, y que los males fueron causados por la desobediencia humana a las instrucciones de Dios. Esta historia se repite en varias otras culturas, como en Adán y Eva, donde Eva no respetó las normas de Dios y comió la manzana, lo que provocó la expulsión de los hombres del paraíso.

Laura Gomez

Written by Laura Gomez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Memoria fotográfica: aprende qué es y cómo desarrollar esta sorprendente habilidad

Venus

10 curiosidades sobre Venus