InicioSaludMiedo al fracaso: ¿cómo afrontar la ansiedad en el sexo?

Miedo al fracaso: ¿cómo afrontar la ansiedad en el sexo?

El miedo al fracaso, así como el deseo de mostrar una buena actuación, suelen ser las principales razones de la ansiedad masculina en el momento del sexo. Mira qué hacer para minimizar el problema.

Además de estar presente en diversas situaciones de la vida cotidiana, especialmente en las consideradas importantes o preocupantes, la ansiedad suele estar también presente en la vida sexual de muchos hombres.

El miedo al fracaso, motivado por el pensamiento casi generalizado de que el hombre «no puede negar el fuego», es una de las principales causas del síntoma. Como consecuencia de la ansiedad, es frecuente que acaben encontrando problemas de erección en el momento del sexo, por ejemplo.

Según los especialistas, el miedo a perder la erección es una de las principales razones por las que esto ocurre realmente. Esto se debe a que la concentración del hombre acaba volcándose sólo en este tema, lo que hace que se ponga ansioso y se ponga a prestar atención a todo lo que implica el sexo.

La tensión suele ser mayor cuando el hombre se enfrenta a una nueva pareja, con la que todavía tiene poca intimidad. En casos como éste, algunos aumentan la carga de presión que ejercen sobre sí mismos, lo que intensifica la ansiedad.

Hombres: no sois una máquina

Todas las personas fracasan, ya sea en una u otra situación. Según los expertos, los hombres deben recordar que no son una máquina, y que muchos factores pueden interferir en el momento del sexo. Algunos ejemplos son los problemas en el trabajo o en la familia, el cansancio, las preocupaciones económicas, la enfermedad, entre otros.

De este modo, controlar la ansiedad es el primer punto para relajarse y tener una relación sexual placentera. Para ello, los psicólogos especializados en ansiedad dan consejos sobre cómo hacerlo:

  • Ejercicios de respiración: una de las alternativas para deshacerse de la ansiedad en el momento del sexo es realizar ejercicios de respiración antes del acto, que ayudan a relajar la mente, oxigenar el cuerpo y alejar los pensamientos negativos. Cabe destacar que el nerviosismo también ayuda a contraer los músculos del pene, lo que perjudica la erección.
  • Focalización en el erotismo: La ansiedad hace que los hombres presten más atención a la erección y a la necesidad de rendir bien que a la pareja y a todo lo que conlleva, como el erotismo, el tacto, las sensaciones. No hay que centrarse sólo en el pene, sino en el contexto global. Cuando esto ocurre, la erección tiende a mantenerse de forma natural y la ansiedad desaparece.
  • Invierte en los juegos previos: dejar de lado la timidez en el momento de los juegos previos puede ser un paso importante para aumentar la confianza en uno mismo y reducir la tensión, después de todo, el sexo no es sólo penetración.

Se trata de un sistema de gestión de la información.
Compartir la inseguridad con la pareja también ayuda

No todos los hombres que pasan por la situación de fracasar en la hora H consiguen superarla. Muchos, de hecho, se quedan con el problema martilleando en la cabeza durante mucho tiempo, y la ansiedad acaba convirtiéndose en un elemento presente en cada nueva relación sexual.

Por tanto, además de buscar mecanismos que te hagan superar la barrera, también es importante pensar en todo lo que puedes ganar compartiendo este problema con tu pareja. El diálogo abierto entre ambos es un punto clave, ya que, al tener conocimientos sobre el tema, la mujer puede ayudar a aliviar la presión que, muchas veces, se autoimpone el hombre.

Si la ansiedad se convierte en una barrera insuperable e impide las relaciones sexuales, es importante buscar ayuda. Uno de los primeros pasos es buscar ayuda psicológica, para llegar a la raíz del problema.

 

RELATED ARTICLES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Recent Comments