Se avivan las protestas en España en contra del uso de las mascarillas

Cerca de tres mil personas se reunieron el pasado domingo 16 de agosto en la icónica plaza de Colón. Una concentración poco particular si se estudian las circunstancias que España y el mundo están viviendo. En primer lugar se debe destacar el hecho que, la mayoría de los que asistieron no respetaban la distancia social, así como tampoco tenían mascarillas. Razones que preocupan al gobierno, debido a que España se encuentra en plena ola de nuevos contagios.

La concentración

Esta protesta fue convocada por figuras públicas, una lista bastante extensa de famosos, pero solo uno de ellos se roba la atención de los demás. Se trata de Miguel Bosé, quien ha criticado duramente la pandemia desde junio, no solo eso, también afirma que las teorías de conspiración donde Bill Gates es quien dominará el mundo son ciertas.

A pesar de que las tres mil personas esperaban la asistencia del cantante. Este no asistió a tal concentración. Por otra parte, se afirma que, la Delegación de Gobierno había concedido el permiso para la misma, siempre y cuando las restricciones o medidas que el gobierno tiene instauradas fueran respetadas.

Vale mencionar que, todas ellas fueron irrespetadas, inclusive el permiso, ya que solo tenían permitido concentrarse hasta las 19 horas, mientras que, la mayoría de los manifestantes permaneció en la plaza hasta las 20 horas.protestas en contra de las mascarillas

El negacionismo

Se debe aclarar que, la mayoría de los manifestantes no creen en que existe el virus, de hecho alegan que la pandemia no es más que una farsa. Son demasiados los comentarios que afirman y vislumbran los puntos de vista de estas personas. Quienes expresan que todos los que han muerto, no mueren por el coronavirus, debido a que no existe, sino por las vacunas o los tratamientos que les suministran.

Es por esta razón que salieron a protestar. Porque rechazan completamente el uso obligatorio de mascarillas, asegurando que no son zombies, que son libres y pueden vivir en libertad sin temor a recibir una multa por no utilizar las mascarillas.

Estos son solo algunos de los comentarios escuchados durante la protesta. Algunos de ellos si creen en que la pandemia es verdad, sin embargo no están de acuerdo con las medidas tomadas por Sánchez y su gabinete.

Preocupaciones luego de las protestas

José Manuel Franco, el delegado de Gobierno en Madrid no solo afirma que la situación vivida en el lugar fue preocupante, considerando la cantidad de casos y todo lo que ha vivido España en los últimos meses. Sino también, asegura que se encargará de sancionar a todos aquellos que no respetaron las medidas vigentes en la ciudad de Madrid.

De hecho, durante las protestas, la policía se encargaba de acercarse a cada una de las personas que no utilizaran mascarillas, con el fin de tomar sus datos como el DNI. Franco, asegura que la situación se le salió de control, y que seguramente algunos de los manifestantes como el gobierno, lamentarán no haber respetado las medidas. Pues lo que se busca desde el inicio de la pandemia es evitar las aglomeraciones de personas, lo cual aquí no fue respetado.