InicioSaludTest: 20 preguntas para conocer tu nivel de dependencia emocional

Test: 20 preguntas para conocer tu nivel de dependencia emocional

¿No puedes imaginar tu vida sin tu pareja y nada tiene sentido sin ella? En este test te ayudamos a evaluar tu nivel de dependencia emocional.

La dependencia emocional es un comportamiento vicioso en el que la persona cree que necesita a alguien para vivir, para sentirse plena o para ser feliz. El nivel de apego es tan alto que el enfermo no puede estar bien cuando la otra persona no lo está. Así, la persona emocionalmente dependiente actúa como si fuera un satélite, sacrificando su propia individualidad para mantener el vínculo afectivo a toda costa.

La dependencia emocional es muy frecuente entre las parejas, pero también puede darse en las relaciones familiares y de amistad. Un amigo celoso que busca atención exclusiva o una madre que no permite a sus hijos tener una vida propia pueden ser indicios del problema.

Causas de la dependencia emocional

La baja autoestima, la necesidad constante de control, el acoso escolar, los traumas y un apego inseguro en la infancia son las principales causas de la dependencia emocional. Respecto a esto último, los psicólogos afirman que muchos dependientes emocionales no tuvieron un apego seguro con sus padres o cuidadores cuando eran jóvenes.

Si el apego es seguro, los padres del bebé están atentos a sus necesidades físicas y emocionales. A medida que el niño crece, se siente más seguro de ganar autonomía e independencia porque sabe que tiene a alguien con quien contar si algo va mal. Este factor se reflejará probablemente en su vida adulta. Serán más libres, más seguros de sí mismos y capaces de establecer relaciones equilibradas y sanas.

Por otra parte, cuando el vínculo con los padres es inseguro, el niño no sabe con quién puede contar, lo que genera una enorme inseguridad. Así, el individuo crece dudando de su potencial y con una necesidad afectiva difícil de remediar. Como son incapaces de reconocer su propio valor, depositan todas sus expectativas en los demás.

Descubre tu nivel de dependencia emocional

Conocer el nivel de dependencia emocional en una relación es el primer paso para superarla. ¿Quieres conocer el tuyo? ¡Responde a las preguntas de abajo y descúbrelo!

  1. ¿Sientes la necesidad de consultar a tu pareja en todo lo que haces?
  2. ¿Tienes miedo a la soledad, al rechazo y al abandono?
  3. ¿Cuando no estás con tu pareja, no soportas la distancia y le llamas varias veces para saber dónde y con quién estás?
  4. ¿Eres incapaz de disfrutar de los momentos en los que estás solo?
  5. ¿Dependes exclusivamente de tu pareja para ser feliz y no soportas la idea de romper?
  6. ¿Te has alejado de tus amigos y familiares desde que empezaste esta relación?
  7. ¿El tiempo que pasas con tu pareja nunca es suficiente, siempre quieres más?
  8. ¿No te atreves a tomar la iniciativa en nada y a no expresar tu opinión por miedo a desagradar al otro?
  9. ¿Cualquier actividad que hagas sin tu pareja es aburrida y monótona?
  10. ¿Alguna vez te has hecho la víctima para llamar la atención de la otra persona?
  11. ¿Tu vida no tiene sentido sin esta persona?
  12. ¿Necesitas una prueba constante de afecto y amor?
  13. ¿Te preocupa la estabilidad futura de tu relación?
  14. ¿Te resulta difícil poner límites cuando tu pareja hace algo que te hace daño?
  15. ¿Valoras mucho a la otra persona y piensas que tienes mucha suerte de que alguien tan increíble quiera ser tu pareja?
  16. ¿Estás celoso?
  17. ¿Perdonarías una traición para no tener que terminar la relación?
  18. ¿Vives para ayudar a tu pareja en todo, incluso a resolver sus problemas personales?
  19. ¿Criticas los defectos de tu pareja y no soportas sus errores?
  20. Si tu pareja está ocupada y no te presta atención, ¿piensas inmediatamente que ya no te quiere?

Resultado

Por cada respuesta afirmativa, suma 1 punto. Es importante subrayar que esta prueba no sustituye la evaluación de un psicólogo.

  • De 0 a 5 puntos: no eres emocionalmente dependiente

Eres muy seguro de ti mismo y no pones tu relación por encima de tus necesidades personales. Eres capaz de equilibrar todas las esferas de tu vida con la relación. Sin embargo, defiendes tanto tu individualidad que das la impresión de no querer involucrarte seriamente en una relación. Así que sería interesante analizar si te mantienes al margen por miedo a comprometerte profundamente o porque no quieres ser vulnerable.

  • De 6 a 10 puntos: baja dependencia emocional

Sabes que en las relaciones es importante ceder y negociar. Puedes expresar tus sentimientos con claridad, pero en algunas situaciones muestras inseguridad y no eres capaz de defender tu autonomía. Sería bueno empezar a poner algunos límites y practicar el autocuidado para no dejar que la dependencia emocional crezca y empiece a interferir negativamente en tu vida.

  • De 11 a 15 puntos: Dependencia emocional moderada

Tu miedo a perder a tu pareja te lleva a ciertos comportamientos adictivos. Te gusta satisfacerle, dejando a menudo tus propios intereses en segundo plano. Si sigues actuando así, tu individualidad se verá seriamente comprometida. Recuerda que en una relación sana, ambos os cuidáis, tenéis objetivos individuales y podéis expresar vuestras opiniones sin miedo. Reflexiona sobre tus actitudes que pueden estar contribuyendo a este apego inseguro.

  • De 16 a 20 puntos: Alta dependencia emocional

Sientes una enorme necesidad de cuidar a tu pareja, aunque esto suponga sacrificar puntos importantes de tu vida. Todo gira en torno a la relación y te encanta sentir que eres útil para el otro. Además, evitas cualquier tipo de conflicto porque crees que una relación feliz es aquella en la que no hay peleas. Pero no te equivoques: tarde o temprano esta forma de actuar traerá consecuencias. La individualidad es uno de los principales pilares de una relación sana.

4 pasos para superar la dependencia emocional

Sé sincero contigo mismo. Intenta comprender las razones de tu comportamiento vicioso. ¿Por qué tienes miedo de estar solo? ¿Cuáles son las razones de tu baja autoestima? ¿Vale la pena estar en una relación tan desequilibrada? Reflexionar sobre estas cuestiones te ayudará a reconocer tus puntos débiles y a buscar una solución al problema.
Habla con tu pareja. Reconocer la dependencia emocional no significa que tengas que terminar la relación. Abre tu corazón, habla de tus miedos y pregúntale cómo puedes mejorar tu relación. La sinceridad tiene el poder de aumentar la unión y la conexión entre la pareja.
Empieza a velar por tus propios intereses. Equilibra mejor todas las esferas de tu vida. Reconecta con la familia y los amigos. Cuida más de ti mismo. Descubre nuevas aficiones, invierte tiempo en mejorarte a ti mismo.
Establece límites. No aceptes estar en una relación en la que no te sientas realmente pleno porque tengas miedo a la soledad. Si notas que tu pareja no respeta tu individualidad y se aprovecha de tu dependencia para dominarte aún más, tal vez sea el momento de plantearte terminar la relación.

RELATED ARTICLES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Recent Comments