InicioSaludTrastornos del habla y la audición

Trastornos del habla y la audición

¿Qué son los trastornos del habla?

Los trastornos del habla son dificultades presentes en el uso de las palabras, que impiden hablar de forma articulada. Interfiere directamente en el proceso de comunicación de la persona, en su capacidad de pronunciar las palabras con claridad.

Una persona puede tener un trastorno del habla desde su nacimiento o manifestar la dificultad durante la infancia. Los trastornos pueden estar relacionados con la herencia, pero también pueden adquirirse al crecer. En algunos casos, estos trastornos pueden aparecer durante la edad adulta, como consecuencia de una enfermedad o un accidente.

¿Cuál es la relación entre la psicología y los trastornos del habla?

La relación entre la psicología y los trastornos del habla surge de los factores intelectuales, ambientales, orgánicos y también emocionales que influyen en el trastorno. Una persona con un trastorno del habla presenta dificultades en su desarrollo psicológico, como algunos trastornos conductuales y emocionales.

La capacidad de expresarse a través de las palabras se considera una herramienta importante para la comunicación entre una persona y su entorno. Con ello, algunos problemas, como la interacción social y también las dificultades de aprendizaje, pueden considerarse consecuencias del trastorno del habla.

¿Cuáles son los tipos de trastornos del habla tratados por la psicología?

Los tipos de trastornos del habla tratados por la psicología son los de carácter emocional, vinculados a posibles problemas psicológicos. El papel del psicólogo es fundamental para que la persona encuentre formas de afrontar las dificultades emocionales, que pueden ser retraimiento, baja autoestima, ansiedad, inseguridad, así como limitaciones sociales relacionadas con la capacidad de expresar y exponer ideas.

La psicología también ayuda a comprender y tratar las dificultades o alteraciones causadas por el trastorno del habla, como el bajo rendimiento escolar, la dificultad de aprendizaje, el aislamiento social y el retraso en el desarrollo cognitivo.

¿Cuáles son los trastornos del habla y la audición más comunes?

Los trastornos del habla y de la audición más comunes pueden detectarse en la infancia. Están relacionados con el retraso del desarrollo, en los casos más graves, pero también en situaciones más sencillas, como el cambio de palabras, las omisiones o la dificultad de pronunciación. Algunos trastornos del habla son:

  • Dislalia: adición, omisión o distorsión en la pronunciación de los sonidos
  • Lenguaje tácito: la persona mantiene voluntariamente un lenguaje infantil
  • Dificultad para pronunciar la letra R: la mayoría de los niños tienen este problema
  • Disfemia: dificultad en la fluidez de las palabras y en el patrón rítmico del habla, siendo el tartamudeo el tipo más común
  • Retraso del habla: tanto en la comprensión como en la expresión
  • Disfonía: cambios en la calidad o emisión de la voz, debido a factores emocionales, edad, sexo, por abuso vocal o respiración incorrecta
  • Afonía: está causada por malos hábitos de habla o problemas de garganta
  • Afasia, Distonía: cuando existe una lesión cerebral responsable de la pérdida total o parcial de la capacidad de hablar, generalmente en casos de ictus, demencia o por envejecimiento
  • Disartria: problema articulatorio que impide los movimientos necesarios para la correcta emisión de sonidos. Puede estar presente desde el nacimiento o también surgir de un traumatismo cerebral
  • Rinolalia: problemas en la resonancia nasal, alterando el patrón de habla correcto. Está relacionado con problemas de labio leporino, nasal o paladar hendido
  • Sordera infantil: daño en el oído presente desde el nacimiento, que provoca problemas de audición

¿Cómo detectar un retraso en el desarrollo del lenguaje en la infancia?

Para detectar un retraso en el desarrollo del lenguaje en la infancia, debes observar si la forma en que el niño pronuncia las palabras interfiere en su capacidad de comunicación. Se nota cuando, en lugar de prestar atención a lo que se dice, uno se fija en la forma de hablar del niño.

El retraso en el desarrollo del lenguaje provoca dificultades para combinar palabras y formar frases, problemas en la lectura y también en la escritura del niño. A menudo, no entiendes lo que dice el niño, o notas un cambio en el orden de las palabras y la repetición de sílabas.

Los niños con trastornos del lenguaje no son capaces de contar un acontecimiento y tienen un vocabulario muy restringido. El trastorno también se relaciona con dificultades de interacción social, timidez y bajo rendimiento escolar, entre otros trastornos emocionales y de conducta.

¿Cómo detectar los trastornos del lenguaje en los adultos?

Los trastornos del lenguaje en los adultos suelen estar causados por algún tipo de trauma. Los trastornos pueden aparecer en casos de traumatismos, derrames cerebrales o también en situaciones de enfermedades degenerativas como el Alzheimer. Alteran la capacidad de expresarse o de decir las palabras con claridad.

En los adultos, los casos más comunes son la afasia, la apraxia y la disartria. La afasia es un trastorno del lenguaje que se caracteriza por la incapacidad de expresarse y comprender o por la pérdida de parte del vocabulario. La apraxia es un trastorno del habla, un fallo neurológico que imposibilita a la persona realizar movimientos musculares. La disartria también es un trastorno del habla, pero relacionado con un problema motor en la pronunciación correcta de las palabras, ya sea por la respiración, la articulación o la fonación.

¿Quién puede ayudarte?

Un psicólogo puede ayudarte en casos de trastornos del habla, con terapias específicas que buscan superar las dificultades que conlleva el trastorno. El apoyo psicológico es fundamental para reforzar las interacciones sociales mejorando la capacidad de expresión y comunicación, además de ayudar a mejorar el desarrollo académico y profesional.

Lo ideal es buscar tratamiento desde los primeros años de vida, pero los adultos que tienen alguna dificultad también pueden mejorar considerablemente su capacidad de comunicación. En nuestra web encontrarás varios psicólogos formados para ayudarte en este proceso.

RELATED ARTICLES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Recent Comments